La AEAT y los representantes de los asesores fiscales aprueban los códigos de buenas prácticas tributarias


Publicada el 4 de julio de 2019
La AEAT y los representantes de los asesores fiscales aprueban los códigos de buenas prácticas tributarias

La AEAT y los miembros del Foro de Asociaciones y Colegios Profesionales Tributarios aprobaron el pasado 2 de julio de 2019 los siguientes códigos de buenas prácticas:

- Código de Buenas Prácticas de Asociaciones y Colegios Profesionales Tributarios.
- Código de Buenas Prácticas de Profesionales Tributarios.

Ambas partes (AEAT, por un lado, e intermediarios fiscales, por otro) pusieron de manifiesto su compromiso para la correcta puesta en marcha de los mencionados códigos de buenas prácticas:

- Los intermediarios fiscales (asociaciones, colegios y asesores) tratarán de prevenir conductas inadecuadas por parte de sus clientes que puedan suponer riesgos fiscales importantes, respetando siempre los límites del secreto profesional.  Deberán advertir a sus clientes de la ilegalidad de incurrir en conductas engañosas, fraudulentas o maliciosas (llevanza de doble contabilidad, utilización de software de doble uso, realización de pagos en efectivo por encima del límite legal, desarrollo de operaciones de deslocalización fiscal ficticias...). 

- Por su parte, la AEAT se compromete a establecer un canal de comunicación en su web para con los asesores fiscales, a publicar los criterios de aplicación general y a poner en conocimiento de los intermediarios fiscales aquellos hechos susceptibles de ser sometidos a una regularización, entre otros.

La finalidad última de los códigos de buenas prácticas es que la AEAT esté informada sobre irregularidades que puedan afectar al funcionamiento del sistema tributario o a la competencia del mercado y que, por consiguiente, se fomente y se generalice la puesta en marcha de buenas prácticas por parte de los propios contribuyentes.

La adhesión a los códigos por parte de asociaciones, colegios y asesores para lograr la transparencia y responsabilidad en el desarrollo de sus funciones es voluntaria. Los intermediarios fiscales podrán informar a través de su página web del hecho de estar adheridos a los códigos de buenas prácticas, siempre que se obtenga el consentimiento expreso de la Agencia Tributaria. Por último, la AEAT estudiará el desarrollo de un logotipo que permita identificar a las asociaciones, colegios y asesores adheridos a los códigos.

Fuente: AEAT (Nota de prensa).